Comunicado

09/11/2017

Con el fin de disciplinar a la sociedad argentina, y borrar de la memoria los únicos gobiernos desde 1983  - el de Néstor y Cristina Kirchner - con políticas favorables a los sectores populares, las clases dominantes, a través de la Alianza (PRO - UCR) Cambiemos, no dudan en instrumentalizar el Poder Judicial. No nos debe llamar la atención: tampoco dudaron en bombardear Plaza de Mayo, ni desaparecer 30000 compañeras y compañeros.

 

El encarcelamiento sin proceso, con condenas mediáticas, de Milagro Sala, Julio De Vido y Amado Boudou, avasalla la Constitución. Es una política con cierto consenso entre amplios sectores de la sociedad, ya sea porque tienen ideología reaccionaria; por intoxicación a través de los medios; o porque tienen naturalizada la metodología, porque en nuestros barrios hace largo tiempo que los pobres son encarcelados sin debido proceso.

 

Macri ganó las elecciones, pero su política que pisotea derechos, le da una cariz cada día mas antidemocrático a su gobierno. Está claro que asumieron el control del Estado para beneficio de las minorías oligárquicas y sus mandantes internacionales, a costa del sacrificio del pueblo y las futuras generaciones de argentinos.

 

Por esta razón es necesaria la unidad de los más amplios sectores políticos, gremiales y sociales, ganando las calles, pero sobre todo accionando entre los sectores populares de nuestra sociedad, para desarmar en el receptor el dispositivo que, con apariencia republicana, busca hipotecar el futuro de nuestra Patria, atándolo a los designios de los poderes Imperiales.

 

NINGÚN ARGENTINO PRESO SIN JUSTO PROCESO

PATRIA SI, COLONIA NO

HOMENAJE PERMANENTE
DESARROLLO TERRITORIAL