Alberto Fernández – Cristina Fernández, unidad del campo popular contra el proyecto de hambre y entrega

20/05/2019
El proceso de unidad para construir un proyecto que desaloje  al gobierno gorila implicaba unir las voluntades de todas y todos los que queríamos defender nuestros derechos y recuperar aquellos que nos han arrebatado.
 
Implicaba interpelar a toda la militancia del campo popular para que se limaran diferencias, algunas reales, otras incentivadas por nuestros enemigos, y volver a reconocernos compañeros que luchamos por un pueblo que merece vivir mejor.
 
En ese proceso participamos militantes con diferentes grados de responsabilidad, entre ellos intendentes, gobernadores y dirigentes con o sin cargos políticos o institucionales, además de organizaciones como la nuestra  -desde el llano pero siempre con Néstor y Cristina. La misma Cristina que usó su liderazgo indiscutido, con sus palabras y silencios, para posibilitar una unidad amplia al tiempo que batalla contra la persecución judicial y mediática que padece ella, su familia, así como muchos de sus colaboradores o militantes del campo popular. Este proceso culmina en la propuesta de fórmula presidencial donde además de un generoso paso al costado que implica ceder el primer término al compañero Alberto Fernandez en pos de sumar sectores ampliando el arco de alianzas que se necesita para un triunfo electoral en primera vuelta y que implique un salida a largo plazo para nuestra Patria.
 
Hoy solamente queda poner toda nuestra militancia al servicio del triunfo contra el líder del “mejor equipo de los últimos 50 años”, al que le parece mal que pueda existir  “un empleado medio que podía comprarse celulares e irse al exterior", que diferencia entre empleados puros y “grasa militante”, que no le ha temblado la pera para despedir trabajadores, destruir la industria nacional, generar una monumental transferencia de ingresos (vía tarifazos, reducciones de impuestos a los ricos, fuga de capitales y bicicleta financiera) y ser ariete del Imperio contra la construcción de unidad latinoamericana.
 
Por eso, desde el Peronismo 26 de julio pondremos toda nuestra capacidad para hacer posible la esperanza de que vuelvan a tener vigencia las palabras de Néstor en aquel 25 de mayo de 2003 cuando nos proponía –a lxs que estábamos en Plaza de Mayo y al resto de la sociedad argentina- el sueño de una patria con identidad, justa, que no se olvide de la verdad y la justicia; una Argentina unida que reinicie el camino para que “se levante a la faz de la tierra una nueva y gloriosa Nación. La nuestra”.
 
CON NÉSTOR Y CRISTINA SIEMPRE

LIBERTAD A LXS PRESXS POLÍTICXS

POR UNA PATRIA JUSTA, LIBRE Y SOBERANA
HOMENAJE PERMANENTE
DESARROLLO TERRITORIAL