En defensa de lo mejor que tenemos: el pueblo

03/08/2020

Inicia agosto atravesando un recrudecimiento de los contagios del COViD-19 en medio de una creciente dificultad por sobrellevar el costo económico y político que supone responder a las necesidades populares sin el más mínimo apoyo de los que más tienen y con el virulento ataque de sus herramientas de presión.

 

La pandemia presenta problemas a los Estados en todo el mundo. En la Argentina, la decisión política del gobierno y la persistencia de la doctrina del sanitarismo peronista –mal que les pese a algunos- es lo que está permitiendo sobrellevar la peor crisis sanitaria global de las últimas décadas.

 

La adversidad se ve agravada por una crisis económica autoinfligida por el gobierno anterior a través de una deuda impagable que pone límites a las capacidades de respuesta del Estado y a la posibilidad de ser un polo contra las políticas antipopulares y destructivas de la unidad latinoamericanaque llevan adelante algunos líderes de la región.

 

En ese marco, queremos destacar la acción del gobierno nacional y popular que persiste en desarrollar la política trazada el 1 de marzo al inaugurar su mandato y que, menos de un mes después, debiera reordenar para privilegiar la salud del pueblo.

 

Las políticas estatales se volcaron a dar herramientas de subsistencia para las actividades que debieron detenerse, para quienes no tenían trabajo y para quienes lo perdieron. Se ensayaron otras propuestas con suerte diversa.

 

Ante el problema de la deuda se llevó adelante una negociación de modo que no suponga la rifa del país y la condena del pueblo, siguiendo la idea de Néstor Kirchner de que “los muertos no pagan” o, como dijo Alberto: "No vamos a postergar a los argentinos para pagar una deuda que no podemos pagar".

También se logró la media sanción en el Senado de dos proyectos sobre la soberanía en Malvinas e islas del Atlántico Sur; en cuanto al impulso por avanzar hacia una soberanía alimentaria, la solución para las deudas con los productores y el Banco de la Nación Argentina, entre otros, ha sido frenada por la oligarquía en una muestra más de su fortaleza (que ha logrado rechazar incluso el pedido de un aporte solidario que los ricos de todo el mundo no han tenido problema en pagar).

 

El Peronismo 26 de julio como parte de las organizaciones políticas que sostenemos este gobierno aportamos nuestro apoyo, nuestra experiencia, nuestra acción y nuestra visión para superar estos tiempos duros. Porque no hay mejores soluciones a los problemas argentinos que las que ofrece y de las que se apropia el pueblo argentino.

 

MESA FEDERAL DEL PERONISMO 26 DE JULIO

HOMENAJE PERMANENTE
DESARROLLO TERRITORIAL